Directorio Deco by Gloria Gonzalez

Villa Mabrouka

De todos los lugares donde vivió Yves Saint Laurent quizá sea su última residencia en Tanger “Villa Mabrouka” la más minimalista. En Mabrouka no encontramos obras maestras de Picasso, bronces del Renacimiento o antigüedades orientales como en sus anteriores residencias. Aquí vivió el diseñador con su pareja Pierre Bergé durante más de una década, hasta su fallecimiento en 2008.
La vida en Tanger era tranquila y privada para Saint Laurent y esta casa refleja de manera sublime  el momento por el que pasaba el diseñador cuando aquí residía. Atrás quedaban las glamurosas fiestas y el bullicio parisino, ahora los días los dedicaba a pasear, escuchar ópera o preparar comidas sencillas con amigos íntimos : sus musas Betty Catroux y Loulou de la Falaise, el diseñador de interiores Alberto Pinto o el paisajista Madison Cox. Precisamente este último fue el encargado del jardín, donde se plantaron limoneros, buganvillas, rosales y hortensias.
Los magníficos interiores fueron obra de Jacques Grange quien había diseñado también sus anteriores residencias en París, Normandía y Marrakech.

Villa Mabrouka

 

 

Jo Malone Headquarters

Para una marca siempre supone un desafío el momento de crear su sede central: por un lado tiene que  ser la carta de presentación de la empresa, representándola de la mejor manera posible, por otro, debe ser eminentemente funcional. La firma inglesa Jo Malone ha superado este reto con creces, y es que poner en manos de Rose Uniacke el proyecto casi supone tener un éxito asegurado.

El espacio, dramático e impactante, es a la vez sencillo y discreto. La decoradora ha respectado la maravillosa arquitectura de la casa Georgiana del siglo XVIII en la que se sitúa y simplemente ha añadido elementos que complementan la magnificencia del espacio.

Acentos en tonos negros agregan un cierto toque masculino al mismo tiempo que representan de manera magistral la clásica combinación blanco-negro de la marca inglesa.
Sin duda un espacio a través del cual se ha sabido traducir la esencia de elegancia y calidez tan propias de Jo Malone.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pictures: Rose Uniacke.

Despidiendo a Madame Carven

La pasada semana tocó despedir a un icono de la moda: Carmen de Tommaso, más conocida como Madame Carven, fallecía el 8 de junio a los 105 años en París.
Fundó  “Carven” en 1945 y lo hizo para satisfacer sus propias necesidades y las de mujeres que, como ella, eran de corta estatura y talle “petite”.
Por aquel entonces el mundo del diseño de la moda estaba dominado por el género masculino: Christian Dior, Balenciaga, Balmain, Givenchy… pero su estilo tan particular a medio camino entre la alta costura y el pret a porter  la distanciaba del resto y hacía que sus diseños fuesen únicos. En una entrevista a Le Monde en 2010 afirmó “Fui una mujer pequeña entre grandes hombres. Si me aceptaron, fue solo porque creé un estilo sencillo. Yo no les molestaba en absoluto, porque trabajaba para las jóvenes de mi época”.
Madame Carven viajó por el mundo  siendo pionera en presentar sus colecciones en lugares como Brasil, Singapur, Tailandia o Marruecos.  Creó uniformes para más de 20 líneas aéreas e incluso para la policía de París. Durante sus años al frente de la Maison, llevó a su homónima marca a crear perfumes, trajes de novia y accesorios. Algunos incluso le atribuyen ser la creadora del sujetador push up, el cual utilizaba debajo de vestidos tipo bustier.
En 2009 fue condecorada Comandante de la legión de honor francesa como reconocimiento a su enorme impacto, no sólo en la moda, sino también en toda la cultura.
Cuando se retiró a los 84 años, vendió la marca, actualmente en manos de la Societé Béránger.
Con Madame Carven se va la última representante de una generación de “couturiers” que transformaron el mundo de la moda y crearon magia con cada una de sus colecciones.